¡Feliz Navidad!
diciembre 23, 2016
video-el-formato-preferido
VIDEO MARKETING – EL NUEVO FORMATO PREFERIDO
enero 17, 2017

Es una razón lógica saber que el éxito de tu desarrollo de software se medirá por la cantidad de personas que lo utilicen. Obviamente estas personas habrán pagado por obtener los derechos de utilizar tu desarrollo.

Si desarrollaste un software y no has podido venderlo, es necesario que evalúes la forma en que lo estas vendiendo y te bases en tus números para definir tu propio éxito.

La pregunta más común de muchos desarrolladores es la misma: ¿Cómo puedo vender mi Software?. Ya en distintas ocasiones hemos planteado hacer ciertos pasos para que la venta de tu software sea más fácil.

 

Una de las herramientas que hemos invitado a utilizar en otros post, es la Estrategia Inbound, la cual puede darte una solución a tus ventas de manera rápida, segura y a bajo costo.

Sin embargo siempre sugerimos que la forma más sencilla de vender un software es educando a tus posibles compradores, de forma que entiendan que tu desarrollo es la solución a sus problemas. Para esto es necesario Crear contenido de Valor que se encargue de dicha tarea.

Ten en cuenta siempre el Buyer Journey para que sepas cual es el momento indicado de ofrecerle tus servicios a cualquier posible comprador y así no perderás tiempo con otras personas que solamente estén curioseando tu producto.

Aquí te dejamos otros tips que te pueden servir al momento de vender tu software:

 

¿Cómo valorar un software?

Lo primero que debemos hacer es definir cuánto vale nuestro tiempo. Una vez que lo sepamos, será más sencillo hacer cálculos: a tanto valoro una hora de mi trabajo, tanto dinero necesito para obtener beneficio en base a las horas empleadas.

Esto nos lleva al segundo punto: controlar cada minuto de tu tiempo.

El tercer consejo para valorar un software es saber decir NO. Decir no a un precio o propuesta inferior sobre la que tú mismo has estimado que debes valorar tu trabajo.

El cuarto consejo es saber encontrar un equilibrio entre rentabilidad y trabajo. Más trabajo no tiene por qué significar más dinero.

El quinto punto (si procede) es definir el costo de la licencia. Aquí podemos tomar la determinación de que las licencias no tengan costo, pero si no es así, también deberíamos valorar el costo de la licencia aplicando para ello también la valoración de nuestro tiempo. Suma horas de desarrollo, precio y divide por la previsión de venta de licencias y quizás lo tengas algo más claro.

El sexto y último consejo sobre cómo valorar un software recae en el mantenimiento. ¿Te has planteado el costo de un mantenimiento?, ¿y de la corrección de bugs, nuevas funcionalidades, versiones, ampliaciones?, ¿lo facturarás aparte? (lo que puede causar un pequeño caos), ¿no será quizás más interesante incluir en el costo de la licencia una parte dirigida precisamente a estos menesteres?.

Es importante reajustar este precio con cada cliente pasado, por ejemplo, un año, ya que una misma tipología de cliente utilizará muchas más horas que otro.

 

Como-aumentar-tus-ventas

Javier Mogollón
Javier Mogollón
Representante Colombia Inbound Certified

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *