6 VENTAJAS DE TENER UNA ESTRATEGIA PARA REDES SOCIALES

[Parte 1] ATENCIÓN AL CLIENTE A TRAVÉS DE LAS REDES SOCIALES
junio 11, 2018
LLEGÓ INSTAGRAM TV ¿EL NUEVO YOUTUBE?
junio 21, 2018

Todos sabemos que el marketing en redes sociales es importante para los negocios modernos, es raro encontrar una empresa que no encuentre ventajas en publicar en al menos alguna de las redes sociales clave. Pero aun así, las empresas subestiman su poder. Configuran sus cuentas para hacer presencia, después publican contenido de manera compulsiva o simplemente no publican nada.

Para que tus esfuerzos en redes sociales valgan la pena, necesitas una estrategia. Aquí te van 6 razones por que:

1. Creas dirección

 Sin una estrategia, estás disparando sin objetivo. Posiblemente tengas algún tipo de plan, o tu sabes vagamente a que dirección estás apuntado, pero no hay precisión ni un patrón en general. No realizarías tus ventas sin un plan, ¿por qué hacerlo con las redes sociales?

La gente subestima la estrategia requerida para hacer que las redes sociales funcionen, por lo que solo publican cosas y esperan que se mantengan. Pero tus canales sociales son activos valiosos que deberían tener un lugar definido en tu plan de marketing.

Con una estrategia implementada, cada parte de sus redes sociales se puede adaptar a sus objetivos comerciales y de negocios. Desde las imágenes de tu perfil y cada publicación individual, hasta una campaña de un mes, todo funciona en conjunto y avanza hacia el mismo objetivo.

El resultado:

Tus cuentas realmente aumentarán su valor, crearás conciencia de tu marca y atraparás nuevos prospectos, en lugar de estar allí simplemente porque es el siglo XXI y debes estar en las redes sociales. Y con una razón para existir, la creación de contenido social será más fácil y más efectiva.

 

 2.  Puedes medir, reportar y mejorar

Si estás manejando tus redes sociales día a día, el monitoreo puede tender a quedarse en el camino. Sin monitorear ni medir su actividad y participación, no sabrás qué está funcionando, y si no sabes lo que funciona, podrías estar invirtiendo dinero en contenido ineficaz o en las plataformas incorrectas.

En tu estrategia, debes asignar un tiempo para analizar el rendimiento de tus publicaciones, y luego usar los conocimientos recogidos para guiar tu contenido. La estrategia en sí misma actúa como un marco y un punto de referencia, por lo que si ves un patrón entre las publicaciones que funcionan bien y las que fracasan, puedes realizar ajustes.

El resultado:

Ajustarás tus tácticas, y eso valdrá la pena. En lugar de perder el tiempo en cosas que no funcionan, o quedarte estancado en la rutina publicando las mismas cosas ineficaces, podrás responder dinámicamente a tu audiencia y al cambio de las temporadas digitales. Y tendrás objetivos claros para apuntar y para medir tu éxito en contra.

 

Conoce cómo analizar y realizar reportes de tus redes sociales aquí.

 

3. Todo se vuelve más eficiente

Crear una estrategia y planificar previamente tu contenido lleva tiempo, pero te ahorrará algo a largo plazo. Tener una dirección clara y tus objetivos trazados en alineación te harán más eficiente. Te centrarás en lo que tienes que hacer y, por lo tanto, pasarás menos tiempo pensando qué publicar o buscando contenido en el último minuto.

También es más fácil hacer un seguimiento de tu tiempo: las publicaciones sociales no planificadas pueden acumular minutos si no vigilas el reloj.

El resultado:

En general, tu experiencia en administración de redes sociales será menos estresante. Será mucho más fácil cumplir con tu presupuesto, y ahorrarás tiempo en general, que luego podrás usar para crear mejor contenido, analizar tus esfuerzos o incluso darte un espacio de meditación al día, ¿que tal?

 

4. Mantendrás tus redes activas

Una de las mayores barreras para el éxito de las redes sociales es la inconsistencia: publicaciones esporádicas y grandes derroches de actividad social seguidos de días de silencio.

Este es el tipo de enfoque que no logra conectar a tu marca con una audiencia, lo que hace más difícil obtener nuevos seguidores, mientras que también aleja a los mayores. Dichos impactos se reducen en gran medida con una estrategia: sabrás qué publicar y cuándo publicarlo, para que nunca sobrecargues ni mates de hambre a tu audiencia.

Y, con un calendario planificado previamente, nunca te echarás a perder por un gran evento.

El resultado:

Podrás desarrollar y mantener mejor tu presencia orgánica con una actividad constante y sostenida. Además, mantendrás tu marca fresca en la mente de tu audiencia, para que cuando estén listos para comprar, piensen en ti.

 

5. Te asegura ser constante

Además de la consistencia antes mencionada de las publicaciones regulares, también podrás asegurarte de que las publicaciones en sí estén siempre en línea con la identidad de tu marca, tono de voz y objetivos.

Tu estrategia puede actuar como un libro de jugadas, que cualquier empleado, agencia o influencer puede recoger y usar para crear contenido que coincida con los estándares de redes sociales.

A medida que tu equipo cambia o se expande, el nuevo personal puede familiarizarse rápidamente con los activos sociales de tu marca. Ellos sabrán exactamente qué tipo de contenido publicar o crear, cuándo hacerlo y por qué.

El resultado:

Establecerás una presencia social más coherente, sin importar quién escriba para la marca. Y ahorrarás tiempo mientras lo haces, ya que las entregas se vuelven más eficientes y todos pueden consultar la estrategia si es necesario.

 

6. Estarás preparado para todo

¿Qué sucede cuando tus dos líderes de redes sociales están fuera de la oficina? Uno esta de vacaciones y el otro se ha enfermado inesperadamente.

¿Todo se queda en silencio hasta que uno de ellos regrese, o le entregas la tarea a otra persona y esperas que no la critiquen?

Ninguno. Con una estrategia, todas las publicaciones clave ya se crearán. Si estás realmente organizado, también se programarán; lo único que quedará por hacer será responder a tu audiencia, y tendrás procedimientos sobre cómo responder establecidos en tu estrategia, cubriendo todo, desde elogios y consultas a comentarios negativos y quejas.

El resultado:

Nunca te quedarás como el perro de las dos tortas, incluso cuando sucede lo inesperado. Y, con los procedimientos establecidos, siempre responderás las preguntas y comentarios de tu audiencia de manera efectiva y eficiente, mostrándoles que estás allí, que te importa y que estás contento de tener una conversación. Son redes sociales, después de todo.

 

En digitalegia te podemos ayudar con una estrategia de redes sociales que lejos de mantenerte activo te ayude a atraer y cerrar clientes. Agenda una asesoría gratis con nosotros a la derecha de esta página. Te queremos ayudar.

 

guia-redes-sociales

Karla de Digitalegia
Karla de Digitalegia
Content Specialist |  Inbound Certified

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *